Factores Emocionales

Primeros auxilios psicológicos

¿Qué son los primeros auxilios psicológicos, cuándo y dónde?

Los Primeros Auxilios Psicológicos (PAP) son técnicas especialmente dirigidas a brindar seguridad y disminuir la sintomatología vinculada con el estrés agudo, intentando ayudar a reestablecer lo más pronto posible el funcionamiento, la adaptación y el afrontamiento de una persona que recientemente ha vivido un incidente crítico, el cual puede ser una situación de emergencia, un desastre o una catástrofe (Alarcón et al., 2005).

Según el Comité Permanente entre Organismos (2007), la primera ayuda psicológica implica protección al afectado, comunicación verbal o no verbal sin invadir o cruzar los límites, empatía, identificación y satisfacción de necesidades, aliento en la participación de actividades positivas y métodos culturalmente tranquilizantes, contacto con redes de apoyo y compañía profesional con los servicios localmente disponibles.

Figueroa, Cortés, Accatino y Sorensen, (2016) resaltan que estas técnicas pueden favorecer la resiliencia (confianza, tranquilidad, autoeficacia, conexión y calma) a través de cinco acciones concretas: a) Escucha activa, que implica prestar atención con el fin de manifestar comprensión, haciendo correcto uso del lenguaje corporal, b) Contención emocional, para ayudar a recobrar la calma con técnicas de respiración o distracción, c) Apoyo en identificación y jerarquización de necesidades, d) Asistencia en satisfacción de las necesidades prioritarias, contactando a las redes de apoyo y de seguridad social pertinentes y e) Psicoeducación respecto a las reacciones emocionales actuales y futuras vinculadas con la situación.
Los primeros auxilios psicológicos, tal como lo señala Gómez del Campo (como se cita en Hernández & Gutiérrez, 2014), están orientada hacia la manifestación de sentimientos y experiencias internas del afectado, permitiendo la elaboración del duelo ante la pérdida, siendo dirigidas, según la Organización Mundial de la Salud, War Trauma Foundation, & Visión Mundial Internacional (2012) a cualquier persona recientemente afectada por un incidente crítico, incluyendo niños o adultos, que quieran recibir ayuda y se encuentren en un estado físico y mental para recibir la intervención.

En ese sentido, frecuentemente los PAP se ofrecen en el mismo lugar del suceso, aunque lo ideal sería proporcionarlos en un espacio en el que prevalezca la privacidad y la confidencialidad, dando seguridad, calma y respeto a la dignidad del afectado. Generalmente esto será tan pronto como se establezca contacto con las personas que están en situación de crisis y podrá ser durante o inmediatamente después del suceso. No obstante, en algunos casos, puede ser días o semanas después, de acuerdo a la duración del acontecimiento o la gravedad del mismo (OMS, WTF & VMI, 2012).

¿Cuáles son los incidentes críticos dentro del contexto de la FCV?

Dentro de los incidentes críticos, considerando los eventos que pueden presentarse en la Fundación Cardiovascular de Colombia se tiene en cuenta la muerte de un familiar o persona significativa, la noticia acerca del estado de salud de un enfermo, y algún abordaje o procedimiento quirúrgico

¿Cómo hacer primeros auxilios psicológicos?

1. Evaluar aplicabilidad.
El objetivo es valorar si la persona afectada por el incidente crítico requiere intervención de primera instancia (PAP). Se hace de acuerdo al estado en el que se encuentre la persona, por ejemplo, si no quiere recibir ayuda o si está atravesando una emergencia psiquiátrica.

2. Contacto y presentación.
El objetivo es crear un ambiente de seguridad con la persona, compartiendo el nombre de quien presta el servicio, su rol dentro de la institución y las razones de su presencia en ese lugar. Además, se recopila información con respecto al afectado, como el nombre, quién es y quién lo acompaña.

3. Escucha activa.
El objetivo es transmitir a la persona afectada comprensión y empatía. Se da espacio para que narre su relato de manera espontánea, sin presionarlo, haciendo correcto uso del lenguaje corporal y evitando juzgar a la persona.

4. Contención emocional.
El objetivo es tranquilizar al afectado mediante técnicas básicas de respiración.

Respiración controlada.

Este es un procedimiento que, según García, Fusté & Bados (2008), permite reducir la actividad fisiológica causada por la ansiedad y, puede usarse tanto en situaciones controladas, como en el hogar o en circunstancias de alto estrés. Se trata de respirar de un modo lento, empleando el diafragma.

El procedimiento es el siguiente:

a) Acomodarse en la postura adecuada, puede ser sentado, acostado o de pie,

b) Colocar una mano sobre la zona del abdomen, ubicando el dedo meñique encima del ombligo,

c) Respirar de manera que el abdomen se eleve con cada inspiración y vuelva a su posición original con cada expiración. La idea es llevar el aire hacia los pulmones más no tomar mucho aire,

d) Tomar aire por la nariz durante 3 segundos usando el diafragma, espirar en 3 segundos y hacer una pausa reteniendo el aire con los pulmones vacíos antes de volver a inspirar. Es aconsejable pensar en la palabra ‘calma’ o ‘tranquilo’ con cada exhalación.

5. Categorización de necesidades.
El objetivo es ayudar a la persona a ordenar los pasos que debe seguir para solucionar sus problemas. Es importante ayudarlo a identificar y jerarquizar sus necesidades.

6. Derivación a redes de apoyo.
El objetivo es ayudar al afectado a contactar personas y/o servicios de apoyo social. Se facilita el contacto con familiares, amigos y/o servicios de apoyo social y se hacen sugerencias prácticas sobre cómo recibir la ayuda necesaria.

7. Pautas de afrontamiento
El objetivo es favorecer el afrontamiento del afectado a la situación crítica. Se presentan como normales las actuales y futuras reacciones emocionales ante la situación y se promueven estrategias de respuesta ante el estrés, como jornadas de sueño adecuadas, consumo de agua constante, alimentación balanceada, técnicas de respiración y distracción, entre otras.

8. Conexión con servicios externos.
El objetivo es generar enlace entre el afectado y otras entidades o instituciones que pueden brindar ayuda. Esto se hace en caso de que el afectado necesite contactarse con servicios funerarios y/o policía. En este caso se remite al afectado a la sección de atención al usuario.

Referencias