Lactancia Materna

Extracción correcta de la leche materna

La extracción manual de la leche materna, es la forma más fácil, segura, eficiente y económica, dado que no es necesario contar con aparatos, ni bombas que puedan contaminarse fácilmente y producir infecciones en él bebe o dolor en las madres. Está extracción se debe realizar en un lugar higiénico, tranquilo, cómodo, seguro y privado que facilite el proceso, para obtener la leche y satisfacer la necesidad del bebe. (Ministerio de Salud y Protección Social, 2014).

Antes de la extracción la madre debe recogerse el cabello, tomar una posición cómoda y seguir los siguientes pasos:

  1. Lavar adecuadamente las manos y evite hablar durante el procedimiento de extracción.
  2. Aliste el recipiente de vidrio o de pasta con tapa de rosca, previamente lavado, seco y hervido por 15 minutos mínimo, realice el procedimiento en un lugar higiénico, posteriormente ábralo, coloque la tapa boca arriba para evitar que se ensucie.
  3. Empiece con un masaje suave con las yemas de los dedos, en forma circular como las manecillas del reloj del centro hacia afuera, para estimular los conductos por donde saldrá la leche.
  4. Coloque la mano en forma de C el dedo pulgar por encima y el dedo índice por debajo de la areola (la parte circular y oscura que incluye el pezón), para facilitar la elevación del seno.
  5. Comprima suavemente con los dedos pulgar e índice la areola y contra el tórax el seno para abrir los conductos por donde saldrá la leche, al principio no saldrá mucho pero después de varios intentos obtendrá la leche que debe depositar en el recipiente.
  6. No deslice, friccione, ni ordeñe con los dedos los senos, lo único que producirá es dolor y enrojecimiento.

Referencias