Nutrición

¿Cuándo iniciar los lácteos en la dieta?

Beneficios de los lácteos

La leche entera de vaca, kumis o yogur sin dulce, leche semidescremada y quesos son fuentes de alimento que aportan calcio que favorece el crecimiento y desarrollo de los niños y niñas.

Además, los lácteos previenen la osteoporosis, que es una enfermedad ósea en la que ocurre una disminución de la densidad del tejido óseo y tiene como consecuencia una fragilidad exagerada de los huesos.

Efectos indeseables de iniciar los lácteos antes de tiempo

Los lácteos no deben iniciarse demasiado temprano debido a que, el sistema digestivo aún no está listo para procesar algunas proteínas características de estos alimentos.

Por ejemplo, la maduración de los riñones solo se alcanza después de los 4 meses de vida, lo cual implica que antes de esta edad los riñones no tienen la capacidad de manejar cargas altas de algunas sustancias que están presentes en la leche entera de vaca.

Así mismo, la inmadurez de la mucosa intestinal produce sensibilidad a presentar alergias a causa de algunas sustancias antigénicas que están presentes en los lácteos.

La proteína de la leche de vaca induce a temprana edad una reacción adversa inflamatoria sobre la mucosa intestinal, produciendo microsangrados que aumentan la perdida de hierro en el lactante.

¿Cuándo iniciar?

Se recomienda la incorporación de los lácteos a la dieta después del primer año de vida. A partir de esta edad, estos alimentos se aprovecharán para el desarrollo del cerebro, el cual se beneficia de la grasa presente en los lácteos.

Después de los 2 años, se puede incluir leche baja en grasa o incluso leche descremada en caso de que se presente sobrepeso.

Recomendaciones finales

Cuando sea momento de incluir los lácteos en la dieta, consulte con un profesional de salud que pueda orientar el proceso.

También, tenga en cuenta que se pueden presentar alergias a los lácteos. Vigile la aparición de síntomas como:

  • Dolor abdominal o cólicos
  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea

En caso de observar alguno de los anteriores síntomas consulte con pediatría, allí le indicarán si es necesario modificar el tipo de leche o alimentos lácteos de la dieta.

Referencias

El niño sano Una visión integral. 4 Edición. Editorial medica Panamericana, 2016. Capítulo 29 páginas 283,284,286.

La leche de vaca y los niños. En línea: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001973.htm