Lactancia Materna

Composición de la leche materna

La composición de la leche cambia durante la toma, el calostro es la primera leche, es más amarillenta y contiene gran cantidad de proteínas e inmunoglobulinas (sustancias antiinfecciosas), aporta gran cantidad de calorías en pequeño volumen. Es el alimento ideal para los primeros días, pues el tamaño del estómago del bebé es pequeño y necesita realizar tomas frecuentes de poca cantidad. En la primera parte de la toma, la leche contiene más agua y azúcar, así satisface la sed del bebé. Después, aumenta gradualmente, su contenido en grasa, aportando más calorías que sacian la necesidad del lactante (Asociación Española de Pediatría 2012-2013).

La leche materna aporta todos los nutrientes que el niño necesita en sus primeros meses de vida y sigue cubriendo la mitad o más de las necesidades nutricionales del niño, durante el segundo semestre de vida y hasta un tercio durante el segundo año. Es el alimento eficaz para él bebe, porque contiene todos los nutrientes y las cantidades suficientes para su desarrollo y está compuesta por:

  • Agua: mantiene él bebé hidratado durante todo el día, por lo cual no es necesario darle agua.
  • Vitaminas: para que esté protegido y crezca sano.
  • Fósforo y Calcio: ayudan a que sus huesos sean más fuertes y sanos.
  • Hierro: para mantener la energía y el niño pueda realizar sus actividades a medida que crece.
  • Proteínas: fortalecen el sistema nervioso del niño, además lo protege de futuras enfermedades.
  • Grasas.  Ayudan a fortalecer el desarrollo del bebé y lo protegerán de enfermedades a futuro.
  • Azúcares: Son una fuente de energía, ayudan en el funcionamiento del cerebro del bebé.
  • Factores protectores (defensas): la leche materna contiene la mayoría de los factores de protección ante enfermedades del diario vivir, también aportan al correcto crecimiento y desarrollo del niño.

Referencias