Cardiopatías

Cardiopatías congénitas complejas

¿Qué son las cardiopatías congénitas complejas?

Los defectos cardíacos congénitos son alteraciones que se presentan desde el momento del nacimiento y perjudican tanto la estructura del corazón como el funcionamiento del mismo, afectando la manera en que fluye la sangre a través del corazón y hacia otras partes del cuerpo, siendo la patología más común en bebés recién nacidos (Centers for Disease Control and Prevention, 2018).

Estadísticas

Según Sandoval (2015), estas anomalías producen 3,2 millones de discapacidades anuales, convirtiéndose en un problema de salud pública, que en Latinoamérica perjudica a 54.000 niños cada año, de los cuales solo 17.000 reciben atención, lo que afecta la mortalidad pediátrica a nivel global, así como lo señalan Tassinari et al. (2018), pues se calcula que el 14% de estos neonatos no sobrepasan el primer mes y el 30% fallecen antes del año.

Tipos de cardiopatías congénitas

A continuación, se presentan diferentes tipos de cardiopatías congénitas complejas, teniendo en cuenta la clasificación realizada por el CDC (2018). Los que están marcados con una estrella (*) se consideran críticos.

  • Comunicación interauricular
  • Defecto septal atrioventricular
  • Coartación de la aorta(*)
  • Ventriculo derecho de doble salida (*)
  • d-Transposición de las grandes arterias(*)
  • Anomalía de Ebstein (*)
  • Síndrome del corazón izquierdo hipoplásico(*)
  • Arco aórtico interrumpido (*)
  • Atresia pulmonar(*)
  • Ventrículo único (*)
  • Tetralogía de Fallot(*)
  • Retorno venoso pulmonar total anómalo(*)
  • Atresia tricuspide(*)
  • Truncus Arteriosus(*)
  • Defecto septal ventricular

Signos y síntomas

Los signos y síntomas de las cardiopatías congénitas complejas dependen del tipo y la gravedad de anomalía del paciente, las cuales pueden tener pocos o ningún síntoma. Sin embargo, Centers for Disease Control and Prevention, (2018) resalta algunas señales de alarma que es necesario considerar, tales como a) Uñas o labios de color azul, b) Respiración anormal, c) Cansancio durante la alimentación y d) Somnolencia.

Causas

Las causas de estas enfermedades, en la mayoría de pacientes son desconocidas, aunque algunos estudios destacan cambios en los genes o cromosomas, influencias del ambiente durante el embarazo de la madre, como las condiciones de salud de esta o el uso de medicamentos, diabetes, obesidad y malos hábitos como el tabaquismo (CDC, 2018).

Tratamiento

Según la Fundación Cardiovascular de Colombia (2019) el tratamiento de la mayoría de estas alteraciones implica realizar tres cirugías: a) Cirugía paliativa, la cual se hace a los primeros siete días de vida y tiene como propósito estabilizar al niño en tanto logra ganar peso y mejorar su estado, b) Corrección completa o Paliación Glenn (de acuerdo a la enfermedad del menor), que se lleva a cabo después de pasados seis o nueve meses, y c) Fontan, que normalmente se hace con niños que tienen un solo ventrículo y de acuerdo a la evolución del menor. Al tiempo comprendido entre la primera y segunda cirugía se llama ‘primer período interestadío’ y al transcurrido entre la segunda y tercera cirugía ‘segundo periodo interestadío’. Estos son espacios de tiempo en que el paciente está fuera del ámbito hospitalario, con una probabilidad de mortalidad del 21% en el primero y del 5% en el segundo.

Referencias