Factores Emocionales

Apoyo de la Pareja en el Rol de Cuidador Principal

La familia es el principal apoyo para el padre y/o cuidador de un bebé con cardiopatía congénita compleja. El cuidado de un hijo con una cardiopatía congénita compleja implica mayor necesidad de apoyo social pues son más las situaciones difíciles que hay que sortear con él, que generan un impacto emocional que es experimentado por todo el núcleo familiar.

Las funciones y los roles de cada miembro de la familia cambian y se ajustan de acuerdo con el evento que ahora hace parte de la dinámica familiar, pero que no debe pasar a ser el centro de la misma. Asumir un rol no es fácil y no es un proceso automático, requiere de negociaciones entre los mismos miembros de la familia para alcanzar la adaptación.

Algunas cosas que le pueden ayudar son:

  • Identifique cómo se siente frente al “rol de cuidador” y pida ayuda con las nuevas responsabilidades adquiridas, es parte del proceso de aprendizaje sentirse abrumado, experimentar tristeza y frustración.
  • Dialogue y haga acuerdos acerca de los cuidados que requiere el bebé (repartir las cargas) con el fin de evitar diferencias de opinión respecto al suministro de los mismos y futuros conflictos por la inadecuada distribución de responsabilidades. La cooperación, la comprensión y la empatía se logra con una buena comunicación entre los cónyuges.

En caso de presentar diferencias de opinión que puedan generar discusiones, tenga en cuenta:

  • Acumular sentimientos negativos y no expresarlos favorece el resentimiento y el distanciamiento, se recomienda evaluar la magnitud del evento y evitar que se convierta en un conflicto abierto prolongado en el tiempo y una fuente de estrés futura. Piense en qué está en desacuerdo, qué lo ha enfurecido, entristecido o le genera incomodidad, si pasa por alto ese hecho terminará con una lista de cuestiones sin resolver.
  • Exprese claramente sus propias opiniones, posturas, necesidades y sentimientos con respeto y serenamente, de tiempo para la retroalimentación, no suponga o se adelante a la respuesta. Escuche y reconsidere con respeto la opinión o nuevos conocimientos que pueda ofrecer su pareja relacionados al cuidado del bebé o al ajuste familiar, reconozca los aspectos positivos de su argumento y no se centre en lo positivo.
  • Evite pensamientos o ideas erróneas acerca de usted mismo, su pareja y su relación, que generan falsas expectativas, sirva de ejemplo: “Si realmente me quiere, debería saber cómo me siento y qué es lo que necesito” “Si algo me incomoda es mejor dejarlo así, para no afectar la tranquilidad de mi pareja” “En todo este tiempo ya debería saber las cosas”. Es importante que sepa que cada persona entiende las cosas de acuerdo con su forma de ser, no hay razón alguna para asumir que su pareja debe comprender el asunto de la misma manera que usted.