Lactancia Materna

Almacenamiento y conservación de la leche materna

La leche extraída se ofrecerá en un lapso no mayor a 4 horas al bebe, se debe conservar en la nevera o en el congelador para garantizar que está no se descomponga. Cualquiera que sea el método empleado, para conservar la leche materna permitirá asegurar todos los nutrientes y defensas que él bebe necesita (Ministerio de Salud y Protección Social, 2014).

A continuación, se dará a conocer los métodos para conservar y almacenar la leche extraída:

  • A temperatura ambiente o exterior: si se deja a esta temperatura (ambiente) la leche solo se conserva por 4 horas máximo, después de este tiempo empieza a descomponerse y aparecerán bacterias. El recipiente donde se recolecte la leche, debe ponerse en un lugar limpio y fresco, tapado, protegido de la luz solar y del calor, preferiblemente dentro de un recipiente con agua para garantizar su conservación.
  • En la nevera o refrigerador: la leche materna que se conservará por un tiempo de 12 horas máximo, no debe colocarla en la puerta de la nevera para evitar los cambios de temperatura al abrir y cerrar la nevera. Tenga en cuenta poner el frasco donde extrajo la leche tapado y en un lugar donde no esté manipulado por otras personas, lo ideal es ponerlo dentro de una cubeta o recipiente con tapa.
  • En el congelador: la leche se mantendrá congelada por 15 días máximo, tenga en cuenta que debe poner los frascos donde extrajo la leche materna, previamente tapados en bolsas plásticas o recipientes con tapa para evitar los olores fuertes, no abra ni cierre con frecuencia el congelador, así evitará la descomposición de la leche.

Referencias