Factores Emocionales

El rol de los abuelos y abuelas en la crianza

En muchas familias, los abuelos y abuelas desempeñan un papel importante. Ellos brindan apoyo emocional, comparten sus experiencias y dan consejos útiles. Además, ayudan a solucionar aspectos prácticos del cuidado del bebé y las tareas del hogar. Sin embargo, lo más importante es que dan un tipo especial de amor y afecto a los nietos.

Por lo general, el nacimiento de un nuevo bebé une a las familias. Es un evento que brinda a los nuevos padres y a sus padres la oportunidad de renovar sus lazos. Pero el cambio en los roles puede no ser siempre tan fácil como podría esperarse. Sin saberlo, tú y tus padres pueden tener diferentes interpretaciones y expectativas de los nuevos roles. Esfuérzate por hablar con ellos sobre cómo te sientes al convertirte en padre o madre y cómo ellos se sienten al conviertirse en abuelos. También asegúrate de escuchar sus sentimientos sobre el tema.

Adicionalmente, en el caso de bebés con cardiopatías congénitas, existen varios temas y temores que pueden generar mayor tensión. Por eso el dialogo directo, sincero y amable es fundamental.

Recibiendo ayuda

Es probable que tus padres y suegros quieran brindar ayuda y apoyo. A veces, sin embargo, la asistencia que recibes no es la que necesitas. Por ejemplo, los nuevos abuelos entusiasmados pueden querer quedarse por unos días una vez que nazca el bebé. Si bien algunas mamás y papás nuevos pueden encontrar esto útil, otros, pueden encontrar estresante la presencia de parientes.

Piensa en lo que podría funcionar mejor para ti y tu familia, y discute tus necesidades con tus padres y suegros antes de que nazca el bebé. ¿Te gustaría a ti y tu pareja pasar unos días solos con su nuevo bebé antes de la visita de familiares? ¿Prefieres que tus familiares vengan a ayudar desde el principio? ¿Te gustaría que tus padres y suegros los visiten en diferentes momentos para que cada grupo de abuelos pueda pasar tiempo con el bebé?

Cuéntales a tus padres y suegros qué pueden hacer para ser más útiles, incluidas las tareas domésticas. Esto puede ayudar a prevenir malentendidos y tensiones, así como a aprovechar al máximo el deseo de tus padres y suegros de estar allí para ti.

Explicando la cardiopatía 

También, es importante que los abuelos y abuelas conozcan los detalles de la condición médica del bebé. Esto puede ayudar a comprender por qué las visitas son restringidas y las razones de los protocolos de limpieza y protección.

Recuerda que una forma tradicional de brindar afecto son los besos en las manos y la cara. En el momento de explicar a los abuelos y abuelas que, en el caso de tu bebé esto no se recomienda, es necesario que se explique de forma clara el por qué.

Ideas contradictorias

Las ideas que tengas sobre la crianza pueden ser diferentes de las de tus padres y suegros. Por ejemplo, si bien tus padres podrían haberte alimentado con fórmula, podrías planear amamantar. Uno de tus padres podría haberse quedado en casa para cuidarte, mientras que tú y tu pareja planean seguir trabajando. A medida que el bebé crece, pueden ir apareciendo opiniones contradictorias. Esto puede ser una situación complicada.

Ten en cuenta que tus padres y suegros están tratando de ayudar y pueden estar adaptándose a ser abuelos. Es normal que, al cuidar al bebé los abuelos manejen las cosas de manera diferente a como tú lo harías. Estas pequeñas diferencias pueden incluso ayudar a tu hijo o hija a aprender a ser flexible.

Además, así como tú y tu pareja tienen sus propios pensamientos sobre qué tipo de padres les gustaría ser. De igual forma, tus padres y suegros podrían tener pensamientos sobre qué tipo de abuelos les gustaría ser. Algunos abuelos no se encuentran cómodos cuidando niños y prefieren una relación formal con sus nietos. Otros son juguetones y disfrutan involucrando a sus nietos en actividades. Y aún, otros quieren ser parte de su vida cotidiana.

Considera hablar con tus padres y suegros sobre la vida de tu hija o hijo ¿Quieren cuidar niños? ¿Qué tan disponibles planean estar? ¿Están dispuestos a ayudar en caso de crisis? Cuando solicites ayuda para cuidar a tu hijo, asegúrate de tener en cuenta las edades, habilidades y cualquier otra limitación de tus padres y suegros. Para evitar malentendidos o resentimientos innecesarios, pregúntales qué pueden manejar y si esperas demasiado de ellos.

Ideas contradictorias y cardiopatías

En el caso de los niños y niñas con cardiopatías congénitas, las ideas contradictorias deben manejarse con especial cuidado. Aquí no se trata únicamente de un modo diferente de hacer las cosas, sino que ciertas prácticas pueden poner en peligro la vida del bebé. Por esta razón, los abuelos y abuelas deben ser informados de las particularidades de la crianza de un bebé con cardiopatía.

Algunas actividades que pueden ayudar a los abuelos y abuelas a adquirir estos conocimientos son:

  • Acudir con ellos a algunas visitas al pediatra.
  • Facilitar material de lectura sobre el tema.
  • Facilitar vídeos u otros materiales informativos sobre cardiopatías congénitas complejas.
  • Responder las dudas que ellos tengan de manera clara, amable y directa.

Abuelos y abuelas como proveedores de cuidado infantil

Algunas parejas confían en los abuelos para brindar atención a tiempo parcial o completo a sus bebés. Tener a alguien que conoces y en quien confías para cuidar a tu hijo puede ser reconfortante. Sin embargo, como mencionamos, es posible que se necesite algún entrenamiento para el cuidado.

Este tipo de arreglos también pueden causar tensión, especialmente si no te sientes cómodo diciéndoles a tus padres o suegros cómo quieres que cuiden a tu hijo. Piensa en los pros y los contras antes de pedirles que brinden cuidado infantil regular. Si decides hacerlo, es necesario que reciban el entrenamiento adecuado. Asegúrate de discutir los detalles y de llegar a acuerdos.

Si ha pasado un tiempo desde que tus padres o suegros cuidaron a un bebé, es posible que necesiten un repaso de los conceptos básicos. Especialmente, en áreas donde las reglas han cambiado a lo largo de los años, como la alimentación y las posiciones para dormir.

Preparaciones especiales para el cuidado

De igual forma, abuelas y abuelos deberán reconocer los signos de alarma relacionados con la cardiopatía del bebé. Es necesario que ellos sepan que hacer en caso de una emergencia médica. Es recomendable que antes de dejar al bebé a su cuidado, se practiquen las rutas de acción para estos casos. También, es muy importante que los abuelos y abuelas puedan comunicarse contigo en cualquier momento. Asegúrate de que existe una vía de comunicación rápida y segura.

En el manejo de los medicamentos, es necesario que se explique el procedimiento y los aspectos de cuidado. Recuerda que la mala administración de medicamentos puede ser mortal para tu bebé. Se deben buscar estrategias seguras para que los abuelos y abuelas sepan cómo dar los medicamentos de forma correcta. De igual forma, establecer estrategias de recordación como alarmas o llamadas programadas.

Por último, asegúrate de que tus padres estén al tanto de todas las precauciones de seguridad. Si el bebé va a estar en su casa, esta debe estar a prueba de accidentes. Por ejemplo, es importante que no se dejen medicamentos y otros artículos peligrosos al alcance del bebé. Así mismo, debe revisarse la seguridad contra caídas y quemaduras.

Abuelas y abuelos desde la distancia

Si tus padres o suegros no viven cerca, podrían perderse la primera sonrisa, risita o intentos de tu bebé de darse la vuelta. Considera ayudarlos a mantenerse en contacto con tu bebé a través de llamadas telefónicas regulares y videollamadas.  Otra estrategia es enviar fotos y vídeos del bebé mientras realiza diferentes actividades.

Si bien aún puede pasar un tiempo antes de que tu bebé pueda hablar, es probable que disfrute escuchando las voces de sus abuelos. Para ayudar a tu bebé a conocer a los abuelos y a otros miembros de la familia, puedes hacer un álbum de fotos. Una vez lo tengas listo, se lo puedes mostrar durante la hora de jugar o antes de acostarse. Asegúrate de decirle al bebé los nombres de las personas que aparecen en las fotos.

Estas recomendaciones son muy útiles en el caso de los bebés con cardiopatías, pues como mencionamos las visitas pueden estar restringidas. También, en las condiciones de aislamiento social a razón de la pandemia por COVID 19, es necesario realizar actividades para mantener los lazos afectivos y sociales. Con estas estrategias podrás mantener el contacto del bebé con los otros miembros de la familia.

Referencias

Krych, E., Johnson, R., & Cook, W. (2012). Mayo Clinic Guide to Your Baby’s First Year. Pensilvania: Foundation for Medical Education and Research.